Viajar en verano con coche por España es una de las mejores cosas que podemos hacer. Además de descubrir nuevos rincones, el coche nos permite ver paisajes que de otra forma no conoceríamos. Sin embargo, dadas las altas temperaturas, es de vital importancia viajar con una temperatura adecuada para que el calor no suponga un agobio o una incomodidad para el conductor y los pasajeros.

 

¿Por qué es importante el aire acondicionado para viajar en verano?

A veces no somos conscientes de cómo las condiciones climatológicas pueden influir en nuestro comportamiento. Pero lo cierto es que el calor es uno de los que más cambios provoca en nuestro organismo. Concretamente, según la revista Science, el calor es uno de los factores que favorecen comportamientos agresivos y violentos. En especial en situaciones cotidianas como conducir. También puede provocar mareos al exponerse a altas temperaturas, lo que podría ser un grave peligro mientras conduces.

Por otro lado, lo normal en verano es que aparquemos el coche en sitios donde no da la sombra, haciendo que se recaliente. Según un estudio de la Fundación RACC sobre el efecto de la radiación solar en la temperatura interior del vehículo, la temperatura del coche pueda llegar a alcanzar los 55º C en el interior, teniendo 35º C fuera, en apenas una hora. Además, destaca que las carrocerías oscuras absorben más radiación solar que las claras. Tras una exposición a la radiación solar de 60 minutos, la carrocería negra alcanza los 80º C y la carrocería blanca, los 63º C.

Si además tenemos en cuenta la necesidad de tener todos los sentidos puestos en la carretera, es de vital importancia evitar que un factor como el calor pueda distraernos o alterarnos al volante. Para conseguirlo, es importante revisar el sistema de aire acondicionado al menos una vez al año, lo que nos procurará una mejor calidad de aire.

 

¿QUIERES REVISAR TU SISTEMA DE AIRE ACONDICIONADO?

 

SOLICITA CITA

 

 

¿Cuál es la temperatura recomendada en el interior del coche?

Ahora que ya hemos visto la importancia de tener el sistema de aire acondicionado en perfectas condiciones llega la gran pregunta. ¿Cuál es la temperatura adecuada? Aunque cuando entras en el vehículo, tras haber estado expuesto al sol, es tentador poner el aire a toda potencia, hay que intentar evitarlo. Lo ideal es abrir todas las puertas y permitir que entre el aire fresco durante unos minutos, antes de empezar el viaje. También es recomendable sacar todo el aire caliente de los conductos de refrigeración del vehículo usando el ventilador del coche durante un minuto, antes de encender el aire acondicionado.

La temperatura recomendada del interior del coche para viajar cómodo es entre los 21 y los 23 grados. Comprueba que las salidas de aire estén limpias y despejadas, sin soportes para teléfono o ambientadores, ya que si no podrían dañarse.

Te recomendamos que no coloques las rendijas del aire apuntando directamente hacia la cara, un error común cuando conducimos. Lo mejor es apuntar hacia arriba para que refrigere de forma más rápida todo el interior del habitáculo.

¿Y qué pasa con el motor y el calor si vamos a viajar en verano?

Pues que debemos extremar el cuidado del motor de nuestro vehículo al máximo. Sobre todo, si no queremos ser los protagonistas de una de las imágenes más familiares y repetidas durante los meses estivales. Esa en la que el coche está varado en el arcén, con el capó levantado para aliviar al motor de un calentamiento extremo.

Para evitar este mal trago, es importante revisar el líquido refrigerante antes de emprender un viaje por carretera. En Talleres Nermovil realizamos el cambio de refrigerante al mejor precio. El precio incluye la extracción del refrigerante, reposición del nuevo y comprobación del sistema de refrigeración.

 

¿QUIERES EL CAMBIO DE REFRIGERANTE?

 

SOLICITA CITA

 

¡Buen viaje!