Llega el verano y con él aumentan los desplazamientos dentro de nuestra geografía: que si viajar a la playa, hacer una escapada a la montaña o aprovechar para ver a la familia en el pueblo. Cualquier excusa es buena si nos permite escapar del asfalto y del calor.

Sin embargo, hay ciertos hábitos que tenemos a la hora de conducir que, aunque no lo sepamos, podrían ser objeto de sanción y arruinar nuestras vacaciones. Así que, si vas a viajar en verano por carretera, deberías tomar nota para que tu viaje sea más seguro y libre de infracciones. ¡Toma nota!

 

Volante y chanclas: una mala combinación

Llega el verano, hace calor y dejamos de lado las zapatillas por un calzado más cómodo. A veces este calzado suelen ser chanclas de goma, las que empleas para ir a la playa o a la piscina, pero quizá sea mejor dejarlas solo para estos planes y no ponértelas cuando vas a conducir: además de dificultarte la conducción, pueden propiciar un accidente e, independientemente, ser sancionado con una multa de 80 euros.

 

Quítate la manía de apoyar el codo en la ventanilla

Es uno de los hábitos más comunes entre conductores: mientras esperas a que el semáforo cambie, durante una retención o en lo que transitas por una carretera recta. Muchas veces bajamos la ventanilla y apoyamos el codo en ella sin saber que este gesto puede recibir una sanción de 80 euros.

 

No dejes que tu copiloto apoye los pies sobre la guantera o el salpicadero

También es otro gesto recurrente, en especial en trayectos de larga distancia, colocar los pies encima del salpicadero. Aunque sea una posición muy fotografiable para Instagram, lo cierto es que si sufres un accidente puede provocarte lesiones muy graves. Si esto ocurre, el copiloto puede salir despedido a través de la luna o interferir con el airbag. Además, este gesto puede recibir una multa de 100 euros.

 

Recuerda que, si quieres viajar seguro, es recomendable realizar revisiones preventivas para comprobar el estado del vehículo antes de salir a la carretera. Pide cita online en tu taller Nermovil más cercano y nos encargaremos de revisarlo totalmente.

 

Si vas a comer o beber, mejor estaciona en un área de servicio

Relacionado también con perder la atención en la conducción, algo bastante común es viajar comiendo o bebiendo. Además de ello, manipular alimentos o botes/botellas puede provocar que alteren en el conductor su libertad de movimiento por lo que aumenta la probabilidad de sufrir un accidente. Lo más recomendable es parar en cualquier área de descanso, comer algo, beber, estirar las piernas e ir al servicio. Así además podrás ahorrarte los 100 euros que puede suponer la multa.

 

No manipules el GPS mientras conduces

Esta es otra “manía” recurrente entre los conductores y es que muchas veces desviamos la atención de la carretera para encontrar una ruta menos transitada, lugares donde descansar o ver cuánto falta para llegar. Lo mejor es realizar estas búsquedas con el coche estacionado para evitar posibles accidentes. Manipular el dispositivo hace que pierdas concentración en la carretera y esto puede favorecer un posible accidente. Además, puedes llegar a ser multado con hasta 200 euros y una retirada de 3 puntos en el carné de conducir.

 

Estas son solo algunas de las sanciones a las que te puedes enfrentar este verano. Desde Talleres Nermovil te recomendamos viajar con calma, manteniendo todos los sentidos en la carretera y descansado. Aprovechamos para dejarte este mapa interactivo en tiempo real de la DGT para que sepas cuáles son los puntos más conflictivos de retención a la hora de salir de vacaciones y sus alternativas para ahorrarte atascos.

 

¡Que tengas un buen viaje!